brillo metálico

Los picaflores o colibríes, llamados comúnmente Mainumby en guaraní, han cautivado a los pueblos de América y a viajeros llegados de remotos lugares, desde que los conocieron. Probablemente por eso están presentes en una infinidad de leyendas, cada una con múltiples versiones. Actualmente se conocen 388 especies, todas ellas distribuidas en nuestro continente.   Como a los antiguos, también a mí me maravillan y los he buscado donde he estado. Algunos de los que pude retratar están en la siguiente galería, con sus respectivas ubicaciones.

Leucochloris albicollis
Picaflor de Garganta Blanca (Leucochloris albicollis) en el Jardín Botánico de Montevideo, Uruguay.
Heliomaster furcifer
Picaflor de Barbijo macho (Heliomaster furcifer) en Camba Trapo, Corrientes, Argentina
Heliomaster furcifer (hembra en vuelo 1).jpg
Picaflor de Barbijo hembra (Heliomaster furcifer) en Rivera, Uruguay
Florisuga fusca
Picaflor Negro (Florisuga fusca) en Rivera, Uruguay
Stephanoxis lodigesii
Picaflor Copetón (Stephanoxis loddigesii) en Alto Verá, Itapúa, Paraguay
Agyrtria versicolor
Picaflor Esmeralda (Agyrtria versicolor, o para otros autores Amazilia versicolor) en Alto Verá, Itapúa, Paraguay
Thalurania furcata
Picaflor Zafiro (Thalurania furcata) en Colonia César Barrientos, Paraguarí, Paraguay.
x mainumby DSC_8583.jpg
Macho de Picaflor Verde (Chlorostilbon aureoventris, para otros autores Ch. lucidus) en Laguna Capitán, Presidente Hayes, Paraguay

En el Pantanal me encontré con varios, a los que seguí en los senderos y esperé frente a las flores que los atraen. Antes, había tenido tiempo de afinar el disparo, con la pierna rota en Asunción, cuando las horas de inmovilidad se hacían más felices acechando a los verdes y bronceados que libaban en el fondo de donde me alojaron y cuidaron aquellos meses.

x mainumby DSC_1462
Hembra de Picaflor Verde (Chlorostilbon aureoventris, para otros autores Ch. lucidus) en La Casita de la Abuela.

Su vuelo es veloz y durante éste puede resultar difícil enfocarlos, pero son muy territoriales y recorren las mismas fuentes de néctar rutinariamente. Así que, una vez identificadas, se trata de tener paciencia y la cámara en la configuración correspondiente porque, simplemente, ellos mismos van a aparecer en el cuadro.

Chlorostilbon aureoventris (1).jpg
Las plantas de Ña Zulma me dieron muchas oportunidades.

Pero el Pantanal no es un jardín en una capital y los mosquitos y otros bichitos harán que la quietud de la espera se perturbe y que la paciencia se ponga a prueba. Aún así, allá fui a capturar fauna con el sensor y en eso estuve ocupado cientos de horas.x mainumby DSC_9175.jpgx mainumby DSC_9207

x mainumby DSC_8469
Bronceado (Hylocharis chrysura) en el patio de la Estación Los Tres Gigantes
x mainumby DSC_2911
en la huerta de don Medina, Mercedes, Alto Paraguay

Algunas de las características propias de la familia de los picaflores (Trochilidae), los destacan de entre otras aves. Su capacidad de volar hacia atrás es única y muy desarrollado el vuelo estacionario, que los mantiene fijos en el aire, batiendo las alas decenas de veces por segundo. La demanda de energía para estas maniobras es enorme y requiere de su rápido metabolismo. Aunque muchas veces nos resulte más fácil verlos volando, lo cierto es que cerca del 80% del tiempo lo emplean reposando y digiriendo. Como la base de su alimentación es el néctar, que es muy energético pero pobre en proteínas, complementan la dieta con pequeños invertebrados que ingieren y que utilizan principalmente en la nutrición de sus crías. Algunas especies son generalistas y visitan flores de diversas plantas mientras que otras dependen de un número limitado o incluso de una sola, que a su vez depende del picaflor como polinizador, siendo una relación en la que han coevolucionado. A esas flores se las llama ornitófilas. Aunque se cree que todos los picaflores provienen de una especie común que existió hace unos 22 millones de años, actualmente la diversificación de formas, colores y adaptaciones a su alimentación y al medio, es sorprendente. Así lo interpretó el naturalista alemán responsable por la difusión del término ecología, y lo plasmó en el siguiente dibujo, realizado en el siglo XIX.

haeckel_trochilidae
Dibujo de Ernst Haeckel (1834-1919)   (imagen libre)

En el cartel de la Estación Los Tres Gigantes figura uno especialmente lindo. Desde que llegué quería fotografiarlo. Se trata del Picaflor Tijereta o Mainumby Jetapa, que lleva ese nombre por la forma de la cola. Ésta representa la mitad del largo del ave, y lo ubica entre los picaflores con mayor longitud total.

Los primeros intentos fueron con luz desfavorable, en la huerta de don Medina, sobre la orilla del río Negro. No quedé conforme, aunque sí contento de avistarlo.

Eupetomena macroura (4).jpg
Da para ver su lengua protráctil! (adj. zool.) [Lengua] de algunos animales que puede estirarse mucho fuera de la boca
Una mañana, mientras tomaba mate en la casa de guardaparques, bajó frente a mí entre los árboles del patio. Lo vi desde atrás del mosquitero y salí lo más silenciosamente que pude, tomando en cuenta que aún caminaba con ayuda de una muleta. – Quedate un poquito ahí, pensaba y daba otro pasito. Me miró, como midiendo la distancia pero sin inmutarse y me permitió llegar bastante cerca, enfocar y disparar.

Eupetomena macroura (1).jpg
Picaflor Tijereta (Eupetomena macroura)

Pero había otro picaflor en Tres Gigantes del cual su registro revestía mayor importancia, ya que, hasta el momento, la reserva Pantanal es el único sitio del Paraguay donde ha sido identificado. Mientras lo buscaba, me encontré con el de Vientre Negro, tanto en el sendero Arirai como al borde del río, donde lo vi disputar territorio con el Tijereta.

Anthracothorax nigricollis
Picaflor de Vientre Negro (Anthracothorax nigricollis)

Por fin llegó un mediodía en que quedamos cara a cara con el Ermitaño Ocráceo, que lejos de brillar como los anteriores, sus plumas pálidas lo mimetizaban con las perchas donde se posaba. Se veía como una ramita más y se movía en la penumbra y no al rayo del sol como hubiera supuesto, destacando en sus colores apagados, las blancas plumas réctrices.

Phaethornis subochraceus
Ermitaño Ocraceo (Phaethornis subochraceus)


Existe un ave que, aunque poco tiene que ver con las anteriores, se conoce en guaraní como Mainumby Guasu, literalmente Picaflor Grande. Pero la similitud es sólo en su apariencia porque el Jacamará pertenece a la familia Galbulidae, más relacionada con los Carpinteros y los Tucanes aunque ya no se la agrupe dentro del mismo orden. En mi primera estadía en Los Tres Gigantes me sorprendí muchísimo al verlo porque nada sabía de él. Entonces con la cámara en mano lo filmé unos cuantos segundos, pensando que quizás no lo volvería a encontrar. Por suerte no fue así y nos hicimos muy amigos.

En la segunda estadía llegué con una cámara con mayor velocidad de obturación y pensando en captarlo alimentándose, osea sacarle fotos con algún insecto en el pico, de los que captura lanzándose al aire desde su percha en rápido vuelo. Para mi sorpresa, me encontré con varios individuos, incluso con dos parejas que veía cada vez que recorría los senderos. Por eso, tengo más de 800 imágenes de esta especie haciendo cosas diferentes. Incluso sospecho que el Jacamará me llamaba la atención de forma voluntaria, porque si pasaba cerca de él y no lo veía, enseguida empezaba a silbar de tal manera que mis ojos se dirigían hacia su posición inmediatamente.

Galbula ruficauda
Pareja de Jacamará Colirrufo (Galbula ruficauda)

Galbula ruficaudaGalbula ruficaudaY en cuanto a capturarlo en una foto con su presa, me dio muchas oportunidades de hacerlo. Mariposas, abejas, libélulas, el Jacamará es implacable…Galbula ruficaudaGalbula ruficaudaGalbula ruficaudaGalbula ruficaudaGalbula ruficaudaGalbula ruficaudaComo me pasó con otros bichos silvestres con los que pude convivir al menos unos días, muchas veces pensé en él luego de dejar el lugar, – Ahora mismo debe estar ahí, en su rama, listo para salir disparado como una flecha, y me sentí feliz de conocerlo.Galbula ruficaudaEntonces recordé las páginas finales del libro Aves de Paraguay, de Narosky e Yzurietabuscados Naroskybuscados JacamaraGalbula ruficaudaGalbula ruficaudaGalbula ruficauda


Para terminar esta entrada, que reúne algunos plumajes vistosos, en la Estación Los Tres Gigantes no puedo obviar a esta mansa ave, que se deja oír y observar con tanta tranquilidad, que me atrae sobremanera y que me alegra ver siempre. El Surucuá Aurora, el trogón más septentrional del Paraguay es otro de los puntos altos pajareros del Pantanal.

Trogon curucui (1)
Surucua Aurora, Suruku’a Tata (Trogon curucui) macho
Trogon curucui (3)
Surucua Aurora, Suruku’a Tata (Trogon curucui) – hembra

Pasan la mayor parte del tiempo posados en alguna rama y no resulta raro encontrarlos cerca de las instalaciones. Es posible apreciar los cortos vuelos que realizan para cazar insectos, así como observarlos aprovechando la gran disponibilidad de frutas presentes en su ambiente, ya que se tratan de aves omnívoras.Trogon curucui (4)Anidan en huecos de troncos o en termiteros, que son muy abundantes en el monte.Trogon curucui (2)Su repetitivo canto está en la banda sonora permanente del Pantanal e imborrable en mi memoria.Trogon curucui (5)



Cada una de estas aves publicadas me remonta a una historia personal. Cuando pienso en una de ellas, pincho un hipervínculo que redirige al recuerdo de una situación en la que estuve. Junto con otras, forman las redes que definen mis experiencias vividas a campo, motivándome a seguir buscando y asombrándome frente a cada evento que la naturaleza pone ante mis sentidos.


Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

12 comentarios en “brillo metálico

  1. Gracias Guillermo por ésta nueva entrega de tu blog, pues no es sólo una recreación para la vista
    ver tan espléndidos picaflores, sino que también, nos has dado un interesantísima clase informativa sobre éstas aves. Adelante !!!

  2. Cuánta belleza ! Disfrute mucho cada una de las hermosas fotos .
    El colibrí una de mis aves preferidas.
    Una emoción ver el vídeo cómo se alimentan esas pequeñas y hermosas criaturas.
    Muchas gracias por compartir tanta belleza.

    1. Muchas gracias por su concepto. Bienvenido 👍👍👍
      Sin duda en Costa Rica debe disfrutar de avistamientos interesantísimos. Espero tener oportunidad de visitar su país más adelante. Saludos desde Paraguay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s